Con unas posibilidades de elevación que van desde los 12 hasta los 43 metros, las plataformas de brazo articulado se presentan como una maquinaria muy versátil capaz de salvar obstáculos gracias a sus distintos puntos de articulación.