El parque de plataformas de tijera abarca desde los 8 hasta los 23 metros de altura de trabajo. Su aplicabilidad es muy variable, pues se usa en construcción, limpieza, mantenimiento industrial, eventos, etc.

Existen modalidades de elevadores de tijera más compactos y más anchos, diesel y eléctricos, para lograr acceder a lugares angostos con distintos tipos de suelo.

Su ventaja radica en su rapidez y en la posibilidad de desplazarse alzadas. Otra importante ventaja frente a las plataformas articuladas y telescópicas es su capacidad de carga, ya que las plataformas elevadoras de tijera pueden cargar desde los 230 hasta los 750 kilos.