Vibrado del hormigón técnica de construcción

Vibrado del hormigón: Todo lo que necesitas saber

El vibrado del hormigón es una técnica esencial para mejorar el acabado y durabilidad de la mezcla que dará lugar al hormigón o concreto. Todo operario que trabaje con este material debería conocer cómo vibrar el hormigón y por qué es importante.
Vamos a resolver todas las dudas sobre qué es y para qué sirve. La manera de realizar correctamente el proceso con seguridad. Y a dar respuesta a las preguntas frecuentes sobre él.

¿Qué es el vibrado de hormigón?

Es una técnica de construcción que consiste en eliminar las burbujas de aire de la mezcla de hormigón. Así se mejora la compactación del hormigón para fortalecerlo y se evita la aparición de deformaciones.

Puede hacerse de dos formas:

  • Internamente. Se realiza con unos aparatos llamados vibradores internos.
  • Externamente. Mediante el uso de reglas vibradoras u otras máquinas.

¿En qué consiste el vibrado de hormigón?

El procedimiento tiene lugar mediante una máquina específica que genera vibraciones para reorganizar los componentes que forman parte de la mezcla del hormigón. Así elimina el aire sacándolo lentamente y aflora el agua excedente al lograr que suba hasta la superficie.

¿Para qué se vibra el hormigón?

El vibrado de hormigón es un proceso clave para lograr acabados sin imperfecciones. Al sacar el aire atrapado en la mezcla de componentes del hormigón, esta queda homogénea. Con un compactado perfecto. Así es más fuerte y resistente. Y su durabilidad es mayor.

¿Por qué utilizar vibradores de hormigón?

Para:

  • Lograr un compactado perfecto.
  • Una mayor vida útil del hormigón en perfectas condiciones
  • Conseguir una mezcla homogénea.
  • Mejorar la resistencia del hormigón.
  • Presentar un acabado estético libre de imperfecciones.
  • Obtener una estructura de mayor calidad.

Cómo vibrar el hormigón.

Se puede hacer mediante un vibrado interno o un vibrado externo. Vamos a ver cómo vibrar el hormigón interna y externamente.

¿Cómo vibrar el hormigón internamente?

Para ello debes utilizar un vibrador interno. Puedes encontrarlo bajo distintos nombres como vibrador de flecha flexible o de chicote.

  1. Introduce el vibrador en la mezcla para que cumpla su función.
  2. Deja que vibre el tiempo necesario. Generalmente entre 10 y 15 segundos por incisión. Ante la duda, déjalo más tiempo pero nunca te quedes corto.
  3. Extrae el vibrador.

¿Cuánto tiempo se usa el vibrador?

El resultado es mejor con más incisiones cortas en tiempo que con pocas incisiones prolongadas. Entre 10 y 15 segundos por incisión es correcto.

Detén el vibrado en los siguientes casos:

  • Ya no afloran burbujas a la superficie.
  • El hormigón mantiene su nivel y ya no baja más.
  • La lechada aflora a la superficie y la apariencia del hormigón es brillante.

Cómo usar un vibrador interno para un compactado perfecto: claves y consejos.

  • Usa la pala para extender el hormigón y el vibrador para un compactado perfecto.
  • Introduce el vibrador rápidamente y en vertical y extráelo muy lentamente en posición inclinada.
  • Elige el aparato apropiado para el volumen de hormigón que quieres compactar. No todos tienen la misma capacidad de compactación incluso si realizan el mismo número de vibraciones por minuto.
  • Atento al radio de acción. El fabricante de la máquina indicará la distancia entre un punto de vibrado y el siguiente.
  • No utilices el vibrador para realizar la mezcla del hormigón. No es su función.
  • Si se trata de concreto armado realiza un revibrado entre 2 y 4 horas después del primero. El resultado estético será mejor.
  • Un vibrador interno de hormigón de alta frecuencia te permitirá realizar un mejor compactado en menos tiempo.

¿Cómo vibrar el hormigón externamente?

Este proceso se realiza con un vibrador de superficie. Existen varios tipos neumáticos, de gasolina y eléctricos, siendo la pala vibratoria (también denominada regla vibratoria) el más manejable y práctico para compactar las capas superiores.

A través de un molde o pieza plana se transmite la vibración al hormigón. Es importante no solapar las zonas en las que se aplica.

Cómo vibrar el hormigón con seguridad.

  • Antes de poner la máquina en funcionamiento comprueba su estado. Verifica visualmente que no tenga grietas, abolladuras u otras deformaciones.
  • Como con otras máquinas, revisa el nivel de aceite del motor y la gasolina del combustible para evitar que se interrumpa la tarea por falta de alguno de ellos.
  • Comprueba que todas las piezas estén bien conectadas.
  • Mantén la cara y las manos lejos de la cabeza vibratoria mientras permanezca en funcionamiento.
  • Si escuchas un ruido extraño o percibes algún indicio que te hace sospechar de que algo no va bien, detén la máquina.
  • Para prevenir accidentes no enciendas la máquina sobre una superficie que no sea el hormigón. Su capacidad de vibración puede hacer que pierdas su control.
  • Evita tocar el encofrado, barreras o marcas con el vibrador de hormigón.

Cómo limpiar la máquina para alargar su vida útil.

Limpia bien la máquina con un paño inmediatamente después de concluir su uso. No dejes que absorba agua ni que el hormigón se seque y endurezca en ella.

Qué herramienta usar para vibrar el hormigón.

Ya sabemos qué es el vibrador de hormigón, para qué sirve y cómo vibrar el hormigón. Pero, ¿cómo elegir la herramienta adecuada para vibrar el hormigón? ¿Cuál es la mejor en cada caso?

Hay dos factores clave para elegir la maquinaria adecuada para el vibrado de hormigón:

  • La energía necesaria para su funcionamiento.
  • El volumen o cantidad de hormigón que necesitas vibrar.

Vibrador de aguja.

  • Se utiliza para realizar el vibrado interno del hormigón y lograr una estética pulcra y homogénea así como una mayor resistencia y durabilidad tras retirar el encofrado.
  • Es impermeable.
  • Cuando se alimenta de gasolina su autonomía mejora.
  • Ten en cuenta su largura para que llegue hasta el fondo de la mezcla.
  • Según el modelo el número de vibraciones por minuto varía. La media oscila entre las 3.000 y las 20.000 rpm.
  • Según su diámetro varía su capacidad de compactación medida en metros cúbicos por hora (m3/h). No te compliques con diámetros y cantidades. Sencillamente consulta qué compactador trabaja los m3/h que necesitas para hacer la elección adecuada.
  • Está formado por un convertidor de frecuencia y una aguja con un motor interno.

Cuál elegir, ¿el vibrador de aguja de alta frecuencia o el de eje flexible?

  • El vibrador de alta frecuencia es manejable, eficiente y fiable. Es ideal para muros y grandes obras. Es la solución adecuada cuando necesitas una gran potencia de vibración.
  • El vibrador de eje flexible está en desuso y apenas se utiliza ya salvo para obras pequeñas.

Regla vibrante

  • Se emplea para el vibrado externo del hormigón.
  • Es ligera, fácil de usar y de maniobrar.
  • Abarca grandes dimensiones que varían según las dimensiones del molde o regla.
  • Generalmente funciona con gasolina lo que facilita su uso.
  • Vibra, compacta y nivela al mismo tiempo, elimina las burbujas de aire y el agua excedente de la mezcla.
  • Puede disponer de distintos tipos de reglas para conseguir distintos acabados estéticos: rústicos o finos.

En conclusión

Ya sabes cómo conseguir hormigón vibrado, cómo elegir la herramienta apropiada para hacerlo y las claves para un uso seguro y eficiente. Ten en cuenta su importancia para un mejor acabado y un hormigón más duradero y resistente. Recuerda que la falta de vibrado tiene como consecuencia la aparición de grietas, la mayor fragilidad de la mezcla y su deficiente resistencia mecánica.

Y si todavía tienes dudas sobre cómo vibrar el hormigón o no sabes qué máquina utilizar, ¡contacta con nosotros! Estaremos encantados de asesorarte.